Tradicional

  • Home
  • /
  • Tradicional

arco-tradicionalUn arco recurvado es un pequeño -arco largo- casi o muy poco flexible, al que gracias a un idóneo curvamiento de cada una de sus palas que produce un efecto de palanca, al tensar la cuerda se consigue que, casi imperceptiblemente, se combe y almacene su drástica energía.

El recurvado es un arco que se tensa con mayor facilidad, lo cual aumenta la estabilidad y facilidad de manejo, haciendo también posible disminuir su tamaño. Y además proporciona una mayor velocidad de salida a la flecha, lo que aumenta su rendimiento.

Podemos decir que con el arco recurvado el arco se vuelve más manejable en cuanto a tamaño y más efectivo.

Actualmente podemos encontrar todo tipo de arcos recurvados, destinados al tiro de precisión o para la caza, desmontables (takedown) o de una sola pieza (monoblock), de madera, sintéticos o metálicos, etc.

Los recurvados adquieren multitud de formas según su uso, pero si nos centramos exclusivamente en aquellos destinados a los recorridos de bosque o a la caza, diremos que son más cortos que el resto, entre 1,50 y 1,60 m. y de mayor potencia que, por ejemplo, los de tiro olímpico y precisión.

Al disponer de un cuerpo mucho más robusto cabe la posibilidad de añadir una serie de ayudas útiles para la caza y el tiro como; puntos de mira, estabilizador, carcaj, reposaflechas y otros.

Al igual que ocurre con el arco largo, son muchos los arqueros que hacen uso del recurvado sin ningún tipo de accesorio, de la forma más tradicional.

Encontraremos arcos recurvados de caza desmontables o de una sola pieza. Los primeros se desarman en tres partes, cuerpo y palas, mientras que los segundos no ofrecen esta posibilidad. Ambos se comportan de idéntica manera, la diferencia es una cuestión de comodidad y estética.

La mayoría de arqueros están de acuerdo en afirmar que los monoblocks son los más elegantes y bonitos, pero también que los desmontables son los más prácticos a la hora de transportarlos o de reemplazar una pala rota o simplemente cambiarlas por otras de distinta potencia.

LONG BOW (Arco largo)

longbowEl Longbow Ingles, más que cualquier otra arma contemporanea, fue responsable de un notable cambio en las tácticas y resultados de grandes batallas, acaecidas en la Edad Media. Con esa influencia, el arco Inglés, convirtió a Inglaterra en una potencia bélica durante los siglos 14 y 15. Los ejércitos Ingleses se transformaron en las más temidas unidades en Europa, con sólidos argumentos para ello. Casi todas las batallas que se libraron en aquellos años, fueron ganadas por el uso del Longbow. Con el despliegue inteligente de grandes masas de arqueros los ejércitos Ingleses, muchas veces en inferioridad numérica, dieron vuelta batallas colmando el cielo con miles de flechas disparadas por los yeoman, desde sus poderosos Longbows.

Era tanto el poder de este arco hecho de Tejo, que estudios contemporáneos han comprobado que a corta distancia, una flecha disparada por un Longbow, podía penetrar 4 pulgadas en el tronco de un Roble. Es así, como el caballero en su armadura, alguna vez considerado, el poder en los campos de batalla, podía ser derribado a distancia de 200 metros por una simple flecha proveniente de in poderoso Longbow Inglés.

Actualmente, una flecha de 700-800 grain puede penetrar 9 cm de Roble a corta distancia y 2.5 cm a 200 metros. En tiros de larga distancia, hasta 200 metros, la flecha puede atravesar la armadura ya 100 metros incluso las más duras.

El Yeoman: hombre del Longbow

Los arqueros comenzaban su práctica a temprana edad, por tradición a los 7 años de edad. La práctica del tiro a larga distancia era primordial y obligatorio, sopena de castigos. Se realizaban torneos locales regularmente, y los mejores eran elegidos para tareas militares. Así escogidos, estos hombres eran lo mejor de lo mejor, y un soldado prodigioso en el disparo de sus Longbows, constituyendo unidades de infantería de elite, que conocían muy bien su oficio.

El promedio de los arqueros militares Ingleses, podía disparar entre 12 a 15 flechas por minuto y dar en un blanco de las dimensiones de un hombre, a 200 metros de distancia. La máxima distancia de disparo llegaba a los 400 metros de distancia.

Ninguno de estos hombres del Longbow podía ni siquiera considerarse experto si no podía disparar al menos diez flechas en un minuto. Un minuto para dar en un blanco humano a esas distancias es asombroso. Prácticas modernas han cronometrado esto lo que ha permitido entender ese ritmo de tiro. No era llenar el aire de flechas, sino calcular el ángulo de tiro para dar en un blanco determinado. Cuando se querían tiros a distancia para copar blancos masivos, indudablemente que todo consistía en llenar el aire de flechas que podían ser disparadas en mucho mayor número por minuto.

El origen del arco largo

En el siglo XII : el Longbow fue desarrollado a partir del arco usado por los Galeses contra los Ingleses. Durante las numerosas rencillas con los Galeses, los Ingleses habían sido testigos del poder y eficacia de este arma. Por ello en 1252, el Longbow fue aceptado como arma de guerra oficial en los ejércitos Ingleses.

En 1282, Eduardo I adoptó este arco al ver la destreza de los arqueros Galeses, que luego pelearon por ellos, formando parte de sus fuerzas de arquería. Y es así como en las guerras contra Escocia (1331-1333) Eduardo III usó el Longbow. En la batalla de Halidon Hill (18 de Julio de 1333), fue el arma determinante en la victoria Inglesa.

Entre 1337-1453 la guerra de los cien años que enfrentó a Inglaterra y Francia, los arqueros Ingleses y Galeses, fueron la parte más numerosa de los ejércitos Ingleses, con un promedio de presencia numérica de 3:1, a favor de los hombres del Longbow.

En 1346, en la batalla de Crecy, 1356 Poitiers y 1411, en Agincourt, los arqueros fueron decisivos en los triunfos de las armas Inglesas.

Declinación del Longbow como arma Guerra

En general, la declinación del arco Inglés vino de la mano con la aparición del arma de fuego y de la artillería. Es así como en algunas batallas con los Franceses y otras con los Españoles, los Ingleses son derrotados y sus arqueros sobrepasados por armas y tácticas más efectivas.

En 1450 en la batalla de Formigny: 4.000 Franceses, incluidos algunos bien instruidos artilleros, derrotan a más de 7.000 Ingleses siendo la mayoría de ellos arqueros.

En 1452, en la batalla de Castignon las fuerzas Francesas aniquilan a 6000 Ingleses con disparos de cañón.
Posteriormente, en el año 1500, sobreviene el golpe de gracia contra el Longbow: se introduce el Mosquete. En todo caso, la demora en la carga y el disparo, permitía a muchas flechas caer sobre las tropas enemigas e incluso, sobre los mismos Mosqueteros. Luego, en el 1588 y ante la imposibilidad de sostenerse frente al proyectil impulsado por pólvora, el Longbow Inglés es reemplazado por el arma de fuego durante la guerra con España (Real Armada).

Finalmente, en el año 1595, los ejércitos Ingleses, toman la decisión de deshacerse de aquellas divisiones de infantería especializadas en el uso del arco, que tantos triunfos y fama les había otorgado durante siglos a los ejércitos Ingleses.

Características y fabricación del arco Inglés

Un constructor de arco en Inglaterra, era un artesano muy bien considerado, con ventajas tributarias otorgadas por la corona dada la importancia del Longbow para Inglaterra.

Se dice que a uno de estas artesanos, le tomaba menos de 2 horas terminar un arco de estos, dada la experiencia adquirida durante siglos y trasmitida de padre a hijo.

Durante el reinado de Enrique VIII se ordenaba que todo hombre debía utilizar el Longbow, practicando habitualmente con él.

El arco Inglés, un self-bow por excelencia, se hacía preferentemente en madera de Tejo, una conífera. Dadas las características de humedad de Inglaterra, el Tejo más apreciado era el de España e Italia ya que era más seco y poseía un grano de mejor calidad. En todo caso, el artesano escogía la madera con gran esmero y cuidado.
Cuando escaseaba el Tejo, el Longbow podía construirse utilizando Fresno u Olmo.

El largo del arco terminado, oscilaba entre 67 y 78 pulgadas(1,70metros y 2 metros) y el grosor de sus palas de hasta 2 pulgadas (5 cms). Estas medidas se ajustaban a cada arquero. La potencia oscilaba entre 80 a 150 libras a un estiramiento de 29 a 32” debido que se anclaba la cuerda a nivel de la oreja o del pecho. Las palas del Longbow terminaban en punta las que iban cubiertas con cuerno para protección y encordaje más fácil. Usualmente no tenían reposaflechas sino que la flecha apoyaba en el dedo índice del arquero. El corte por secciones determina que es un arco en “D” con la cara plana en la superficie externa.

El Longbow no completaba bien su tarea si no estaba acompañado de buenos proyectiles y esto se lograba sofisticando la fabricación de las flechas, donde aspectos como el plumado ,la madera y las puntas, ocupaban un importante lugar.

Habían varias maderas con las cuales podía fabricarse una flecha de guerra Inglesa: Fresno, Abedul y Encina, aunque hallazgos en el Mary Rose permiten asegurar el uso de otras maderas también (Alamo p.ej). El plumado era de una longitud de entre 7 y 9 pulgadas y las plumas más cotizadas eran las de Cisnes ,Ganzos o Pavos Reales, las que se fijaban al vástago de madera, con pegamentos o hilos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR